BRUXISMO Y ATM

La articulación temporomandibular (ATM) es aquella que conecta la mandíbula con el cráneo. Los trastornos de ATM y los problemas de sobrecarga de la musculatura mandibular son otra causa de dolor en la cara y de cabeza de origen no dental. Se calcula que un amplio porcentaje de la población presenta alguna alteración funcional del sistema masticatorio y no lo sabe. Comúnmente conocido como bruxismo, es el habito de apretar los dientes unos contra los otros.

Los síntomas más frecuentes de estos trastornos son: dolor de cara, cabeza, oído, cuello, musculatura o mandibular, chasquidos, limitación de la movilidad de la boca y/o bloqueos intermitentes en su apertura.

Un correcto diagnóstico permite la selección del tratamiento ideal para cada uno de los pacientes

La articulación temporomandibular o ATM es la que relaciona la mandíbula con el cráneo, permitiendo la apertura y cierre de la boca además de todos los movimientos que se realizan al hablar, comer, gesticular, etc.

Su función puede verse alterada por una serie de factores como pueden ser el estrés, las malposiciones de los dientes o los hábitos perniciosos como masticar chicle, morder lápices, apretar (“rechinar”) los dientes, entre otros.

Estas son algunas:

  • Desgaste excesivo de las piezas dentales lo que provoca dolores de cabeza, cervicales, desajustes y desgastes también en la articulación de los 2 maxilares ATM.
  • Grandes problemas estéticos y funcionales por el desgaste excesivo.
  • Pérdida de masa ósea maxilar.
  • Desgastes en los cuellos de los dientes que pueden producir sensibilidad y retracciones de encías.

Los problemas que conllevan este hábito son varios y con muchas consecuencias, muchas veces irreversibles.