Radiografías dentales

La radiografía dental es una herramienta útil que ayuda al dentista a detectar daños y enfermedades no visibles durante un examen dental regular. La frecuencia con la que se deben tomar radiografías dentales depende de tu salud bucal actual, tu edad, tu riesgo para la enfermedad y los posibles signos y síntomas de enfermedades bucales.

En Clinica Dental Manrique Pedraza disponemos de los últimos avances en radiología digital, así como escáner 3D o CBCT.

Con la radiología digital minimizamos la exposición del paciente a la radiación. Las radiografías digitales eliminan gran parte de la radiación innecesaria y pueden reducir la exposición hasta en un 80%, además de proporcionar la completa información que necesitan los profesionales. Además consiguen simplificar el proceso. Las imágenes obtenidas se envían directamente a un ordenador y están disponibles para su visualización de forma casi inmediata. Estas nuevas imágenes de alta calidad pueden consultarse fácilmente, así como almacenarse o bien imprimirse. Además, las radiografías digitales pueden ser manipuladas por diferentes programas informáticos que permitan al dentista una visión más detallada de la imagen, algo que no es posible conseguir con radiografías convencionales. Proporciona una mejor calidad de imagen de la boca, así como una mayor calidad de atención dental por parte del profesional. Por otro lado, las radiografías digitales permiten al paciente no pasar tiempo innecesario en clínica.

El escáner Dental 3D o CBCT (Cone Beam Computed Tomography) en español Tomografía Computerizada de Haz Cónico, nos ofrece imágenes de gran calidad de nuestros dientes, tejidos blandos gracias a su opción en 3D y con poca radiación para el paciente, hasta un 90% más baja que la que se produce en un TAC convencional.

Las imágenes en 3D permiten la posibilidad de reconstruir un maxilar virtualmente, así como la mandíbula de un paciente para posteriormente determinar qué opción quirúrgica es la más adecuada para la cirugía bucal y colocación de implantes.

Hoy en día el empleo de tecnología 3D para el diagnóstico y planificación de cada caso clínico nos permite minimizar las posibles complicaciones que puedan surgir después de una intervención quirúrgica.