Recomendaciones frente al COVID-19 para personas con patologías previas

Las personas de edad avanzada y con patologías previas son mucho más vulnerables al Covid-19 y por ello deben ser más estrictos en las recomendaciones para prevenir el contagio. Es muy importante que tanto la persona con patología previa como las personas de su entorno mantengan un estricto lavado de manos, después de ir al baño, antes y después de las comidas, y después de cualquier actividad en que se manipulen objetos que hayan estado en el exterior del domicilio. Además es recomendable:

Evitar tocarse los ojos, boca y la nariz.

Utilizar pañuelos desechables para estornudar o toser y hacerlo sobre el interior del codo.

Incrementar la limpieza al hogar.

Evitar el contacto estrecho con cualquier persona, sobre todo si ésta presenta algún síntoma infeccioso (fiebre, tos, estornudos, malestar general, dificultad respiratoria).

Limitar la movilidad y reducir las salidas a lo estrictamente necesario, de todos los que conviven en el hogar.

Mantener los buenos hábitos, incluyendo suficiente tiempo para dormir, una alimentación saludable y el ejercicio. El ejercicio mejorará el sistema inmune y además tiene beneficios mentales y emocionales.

Es muy recomendable utilizar el humor y ser positivos. Mantenerse ocupado y establecer rutinas diarias.

Combatir la soledad y el aislamiento con la tecnología.

Por compromiso y responsabilidad social, quédate en casa.